• 12 FEB 18
    • 0
    Dolor de la muela del juicio ¿Cómo puedo calmarlo?

    Dolor de la muela del juicio ¿Cómo puedo calmarlo?

    El dolor de la muela del juicio es muy temido en general. Ante los primeras molestias, lo más indicado es ir a nuestra clínica dental de confianza. Las denominadas cordales” son las que corresponden al tercer molar. Suelen comenzar a despuntar entre los 17 y 25 años. Si bien, en ocasiones también lo hacen más tarde.

    En líneas generales no tiene por qué causar dolor. Normalmente hay espacio suficiente para que crezca. Sin embargo, hay ocasiones en las que sí puede molestar. Se trata de aquellos casos en los que falta espacio. ¿Por qué ocurre esto más que en otras ocasiones? Especialmente porque son las últimas en crecer. Por tanto, hay menos hueco en la cavidad bucal y puede que no quede una zona libre suficiente para que se acomoden. De ahí que puedan obstruirse al salir por el hueso debajo de la encía. Es en eso casos cuando se produce el dolor. Entre esas señales de despunte se puede resentir la zona. Los síntomas de inflamación, irritación o dolor es porque no puede acomodarse de forma correcta en la cavidad bucal. De ahí que empujen a otro dientes a su alrededor. También pueden crecer debajo del tejido gingival. En estos casos, la mejor recomendación es ir a la consulta del médico dentista. Allí nos realizarán una revisión exhaustiva y nos dirán cuál es el tratamiento más indicado. Asimismo, se pueden compaginar con algunos remedios que ayudarán a aliviar el dolor.

    En otras ocasiones, cuando se empiezan a torcer o dañan el tejido gingival también puede haber infecciones en las encías o en el hueso. Por todo ello, lo más indicado es ir cuanto antes al odontólogo lo antes.

    ¿Cómo calmar las molestias?

    Una forma de reducir el dolor es que nos receten algún medicamento como analgésicos. Cuando hay que reducir la hinchazón también se emplean antiinflamatorios. Eso sí, se debe pautar por el médico antes de medicarte para ese dolor. Las dosis se indicarán en función del peso, edad, etc. Junto a ellos, en la farmacia hay unas cremas anestésicas indicadas para estas dolencias que también nos puede recomendar el médico.

    Entre los remedios que podemos poner en marcha se encuentran los conocidos enjuagues bucales. Se realizan con agua y sal, ya que es un potente desinfectante natural. De esta forma se puede reducir la hinchazón de las encías. Además, ayuda a prevenir y tratar posibles infecciones bucodentales.

     

     

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply